Se encuentra en: Inicio Homenajes César, Tejeiro, Marqués I, II

César, Tejeiro, Marqués I, II

E-mail Imprimir PDF
2010 Nadie describió el Atlético de Bembibre como César, seguidor del Atlético de Bembibre. Iba a todos los partidos de casa, y algún desplazamiento; siempre le acompañaba su cámara de fotos. César era incansable, estaba presente en todos los lugares. De su taller, Fotos Cesar, Gafas La Moda, en calle Siro Alonso de Bembibre, tlf. 184, salió la crónica en imágenes más detallada del Atlético Bembibre.
  
  Desde su creación, muchos hombres se han puesto la equipación rojiblanca, vibrando en mil y una batallas con victorias brillantes y también derrotas. 
 Pero la década de los años sesenta representó para el Atlético Bembibre el comienzo de sus años de mayor esplendor. Fue donde se ganó el apoyo de todos los hinchas de Bembibre.
 Cuando en la temporada 65/66 el Atlético Bembibre ascendió de la Primera Regional a Tercera División, sus jugadores llevaban el sello de ser un equipo revelación del grupo XIII de Tercera, dejaban una estola de deportividad y buenas maneras, no se entregaban ni se fundían, cuando perdían un partido lo perdían honradamente, enarbolando la bandera de la batalla con dignidad.

Foto CésarCESAR GARCÍA GARCÍA (Foto César)

 Nació en Mieres en el año 1927, su padre trabajaba en la mina de hierro, allí nacieron todos los hermanos. Según su madre, cuanto tenía meses se trasladó a Pacios, un pueblo de Lugo, tenía pocos habitantes cerca de Puente Nuevo. Allí ayudó a sus padres en el campo hasta los 15 años, con esa edad se marchó a Villaseca de Laciana  a trabajar en la mina, estuvo de vagonero y luego de picador.
 A César lo que le gustaba era la fotografía. Empezó a hacer las primeras fotos por las fiestas de los pueblos, entre ellos la fiesta de Carrasconte en Villaseca, la fiesta de S. Miguel en Villablino, se desplazaba hasta Cordón a las romerías y él mismo las revelaba, pues tenía en su casa un pequeño laboratorio.

 Para revelarlas usaba productos químicos como sulfitos, bromuros.

 Un amigo que conoció de Tuy le comentó que allí había muy buenas fiestas, pues César ni corto ni perezoso se trasladó para Tuy alquilando una habitación en un hotel donde puso un pequeño laboratorio.

 Su dedicación era ir por las fiestas haciendo fotos, por las noches las revelaba y al día siguiente las entregaba, esa fue su historia hasta que llegó a Bembibre.

 Cuando llegó a Bembibre seguía haciendo fotos por las fiestas, se instaló en el Bar Arlanza en una habitación donde también tenía su laboratorio.

 Algunos de los días se reunía con D. Bernardo Villarejo a quien le enseñó cómo se hacían los productos para revelar.

 Esos productos los iba a comprar en bicicleta a Ponferrada a la droguería Prieto, era el único sitio donde los encontraba.

 Más tarde se instaló en la Calle Siro Alonso, donde tenía un estudio, ya hacía fotos de carnet y fotos de estudio, pero aún así tenía anotadas todas las fiestas de los pueblos para ir a hacer fotos. Ya empezó a hacer reportajes de boda.

 Como era el único fotógrafo de Bembibre, había sábados que tenía hasta cuatro bodas, la manera de quedar bien con todos, a unos se los hacía entrando a la Iglesia, a otros a la salida y a otros en el banquete.

 Tenía muy buena relación con los curas a veces llegaba tarde por salir de otras bodas y el cura volvía a repetir o hacer las veces la ceremonia. Se desplazaba en moto para recorrer los pueblos, tuvo unas cuatro o cinco motos.

 En el año 1955 conoció a Honorina y se casaron, se fueron a vivir a la calle José Antonio de Bembibre.

 

 

ÁNGEL FERNÁNDEZ TEJEIRO (Portero)Ángel Tejeiro

  Empezó a jugar en CD San Marcelo Juvenil en la temporada 1957, en este equipo jugó tres temporadas. En esta etapa fue portero de la Selección de León. De este equipo pasó al Deportivo Antibióticos –desaparecido hace muchos años-, de Primera Regional Preferente.
 Sin terminar la temporada, y al destacar en la categoría el Atl. De Astorga de 3ª División grupo XIII, le ficha para ocupar la plaza de tercer portero, pero al mes ya salía de titular.
 Pasó tres años en Astorga, y casi todos los domingos destacaba, por ello varios equipos se interesaron por ficharle.

 La Cultural y Deportiva Leonesa fue la primera y así la temporada 1965 ya era el portero titular. Le ofrecieron un buen fichaje económico pero no llegó a cobrar ni la mitad. Por eso, y por varias cosas más, al finalizar la temporada se fue a las Huellas de Sabero, donde pasó un año más. Como destacaba en la categoría firmó un pre-contrato por el Numancia de Soria. Pero en ese tiempo se presentó en su casa de León Pepe el médico – por aquel entonces secretario técnico del Atl. Bembibre.
 Se pasó toda la mañana para convencer a sus padres y esperó a que Tejeiro llegase de trabajar y así volvió con que quería verlo jugar en el Atl. Bembibre. Pepe no comió y Tejeiro tampoco. De esta manera pasó a ser jugador del Club.

 Pasaba todos los jueves a recogerlos a León un coche a las tres de la tarde y los llevaba a entrenar a: Tejeiro, Marqués II, Franco y Del Valle. Al finalizar el entrenamiento los llevaban a la Flor del Valle, les daban un bocadillo y a las 10 de la noche partían para León en tren, que también lo pagaba el Club. A los dos meses compró un Seat 600 D, de acuerdo con el presidente Gerardo de la Mata, su coche era un taxi, ya que le pagaban el desplazamiento. En estas condiciones pasó los mejores tres años como jugador de fútbol. En una de esas temporadas se consiguió un equipo que muy bien podía jugar en Segunda División.

Cuando dejó al Atl. Bembibre, ficha por el Júpiter Leonés donde pasó dos años más. En ese tiempo se presentó a todos los cursos que sobre el deporte el consejo Provincial de Deportes impartía:

•    Entrenador Juvenil de Fútbol
•    Seleccionador de fútbol juvenil.
•    Entrenador de Baloncesto y Balonmano.
•    Monitor Provincial de Piragüismo.
•    Monitor Provincial de Tenis.
•    Monitor Provincial Polideportivo.

 Con el título de Monitor Provincial Polideportivo estuvo diez años de Profesor de Educación Física en un colegio privado de León.

 Fue informador Nacional del Colegio de árbitros de Fútbol.

 En el año 1977, el Consejo provincial de Deportes le concedió la Medalla de Plata por su participación en la Campaña de Deportes para todos.

 

Manuel MarquésMANUEL MARQUÉS OVEJERO "Marqués I" (Defensa)

El mayor, Marqués I, surgió del equipo de San Cayetano de León en divisiones de Tercera y segunda regional, cuando todavía no cumplía la mayoría de edad debuta con 14 años con el nombre de Santiago Peque (con ficha falsa). Llegó con 18 años al Atlético Bembibre, lo tuvo como jugador insigne y capitán estando en Primera Regional.

 Marqués I o también Lolo, jugaba de defensa, medio, delantero, portero e incluso hacía las alineaciones. Destacó en la etapa regional y dejó huella y siempre se distinguió por su buen toque de balón y buen pasador, respeto al rival y amor a la camiseta que le tocaba defender y por ello fue muy querido. La Federación del Oeste de Valladolid le concedió la placa al mérito deportivo.

TEODORO MARQUÉS OVEJERO "Marqués II" (Defensa)

Teodoro Marqués  Marqués II se vistió de rojiblanco en el año 1962 a 1970 , en esas temporadas se ganó un espacio como defensa lateral y centrocampista en el Club Atlético Bembibre, destacaba por su contundencia y buen marcador.

 El trabajo le traslada hasta la capital, León, donde desempeña la profesión de carpintero de la construcción en la empresa de Panero Buceta, contaba con trescientos empleados.

  A pesar de que el trabajo le exigía mayor dedicación supo alternarlo con el fútbol, en regional los que residían fuera no entrenaban pero cuando el Atlético Bembibre ascendió a Tercera División tenían que entrenar un día a la semana, el día elegido era el jueves y Teodoro no tenía más remedio que perder medio día de trabajo.

 En aquella época los jugadores que se consideraban de casa no cobraban, pero con el apoyo de sus compañeros convencieron al presidente Gerardo de la Mata y empezaron a cobrar 2.000 Ptas. al mes.

 En la temporada 65-66 el Atlético Bembibre vuelve a ganar la liga en su grupo de Regional y Marqués II participa en la fase de ascenso enfrentándose al Ruedo Palentino, perdiendo en Palencia 2-0, pero en los Juncos ganan por 3-1, jugándose el desempate en Benavente, donde el Atlético Bembibre vence por 4-0, Marqués II metió 2 goles.

 La final la juegan contra La Rubia de Valladolid, ganando los bembibrenses por 2-0 en los Juncos y el partido de vuelta favorece a los vallisoletanos 4-2 por lo que es necesario acudir a un tercer partido de desempate. Este se celebra en el campo de Puentecilla de León y finaliza con la victoria del Atlético Bembibre por 1-0 gracias al gol de Din. Colocando al Atlético Bembibre en Tercera División.

 

 

Entrega de los ramos de flores

 

 

Comparte la página