Se encuentra en: Inicio Los años 90

Los años 90

Plantilla de la temporada 1994-95, con Isaac Álvarez de presidente y Tomé como entrenador

Esta es una de las décadas más brillantes del Atlético Bembibre. En ella obtuvo su mejor clasificación histórica y se consolidó como uno de los equipos más importantes del grupo VIII de tercera división, tras jugar 6 fases de ascenso. Sin embargo el comienzo no fue bueno. La temporada 1990-91 estuvo a punto de terminar con el equipo en Regional. Galárraga, que entonces era el entrenador, fue sustituido por Eulate y finalmente el Bembibre consiguió salvar la categoría ocupando el puesto 16.

Tan solo un año después Eulate, ya bajo la presidencia de Gerardo de la Mata (hijo), consiguió transformar por completo al equipo y hacerlo campeón (la mejor clasificación histórica del club). De este modo los rojiblancos jugaron su primera liguilla de ascenso, en la que se impuso finalmente el Aranjuez.

La temporada 1992-93 supone el inicio de un nuevo ciclo, con Tomé en el banquillo, que clasificaría a los rojiblancos para jugar cuatro fases de ascenso más de forma consecutiva. Sin embargo ninguna de ellas pudo culminar con el salto de categoría. Isaac Álvarez asumió la presidencia durante dos temporadas (1993-94 y 1994-95), antes de que Gerardo de la Mata (hijo) la retomara de nuevo, manteniendo ambos el mismo nivel de éxito deportivo.

En la temporada 1993-94, a pesar de no superar la fase de promoción, el Bembibre estuvo a punto de lograr el ascenso, a costa de un Burgos que no podía hacer frente a las deudas. Los atléticos finalizaron terceros en la liga regular, a un punto de la Hullera, por lo que quedaban a expensas de la decisión que tomaran los leoneses. En el último momento la Hullera decidió aceptar la plaza del Burgos y el Bembibre tuvo que conformarse con seguir jugando en tercera división.

En 1995 el Atlético Bembibre se hace más grande con dos nuevas secciones: fútbol sala y baloncesto femenino. Con el tiempo el baloncesto femenino se independiza, bajo las siglas de Polideportivo Bembibre, llegando a jugar en la Segunda División, y el fútbol sala termina desapareciendo en la temporada 2008-2009, tras haber militado varios años en la Primera División A.

La década finaliza con el traslado a las nuevas instalaciones de La Devesa, que a partir de la temporada 1999-00 se convierten en el estadio del Atlético Bembibre, sustituyendo al campo de Los Juncos, que pasa a ser utilizado por el fútbol base y como campo de entrenamiento del primer equipo.

El cambio de instalaciones le sienta bien a los atléticos, que se clasifican para jugar la liguilla de ascenso por sexta vez, con Belarmino López en el banquillo. Pero el resultado es el mismo que en ocasiones anteriores, y después de seis intentos el Bembibre se adentra en el nuevo siglo sin haber conseguido dar el salto de categoría.

 

Comparte la página